Historia

Según la tradición habitó en esta casa, Don Sancho Jimeno de Orozco, importante caballero Vizcaíno, quien fue sargento mayor de la provincia y llegó a ocupar el cargo de Gobernador Interino. Defendió heroicamente la ciudad de Cartagena durante el sitio y toma por los franceses del Barón de Poitís en el año de 1697.

Hoy Casa Don Sancho restaurada juiciosamente, ofrece una experiencia inolvidable de comodidad y buen gusto para quienes se hospedan en ella.
Su privilegiada ubicación permite recorrer las calles alegres y coloridas de la ciudad, descubrir la sensibilidad cultural de su gente y sentir la inigualable magia que identifica a Cartagena.